Los revestimientos contra el desgaste que están en el interior del impactador tienen 1 pulgada de espesor. Si nota que están desgastados hasta ¼ pulgada o menos, se los debe reemplazar, antes de que se dañe el metal principal.