Slider Background

Mantenga la correa bajo control

compartir

Filtrar por categoría

Las correas constituyen una parte crucial del equipo en muchos sitios de construcción, demolición y minería. Pueden no ser tan llamativas como una flamante cargadora ni tan brillantes como un camión relumbrante pero sin ellas, el material no fluye. Y cuando no se mueven los materiales, no se produce dinero. Si bien el diseño simple de una correa significa en general que es confiable, en algunas ocasiones esto no es así. Esta es una cuestión que todos deben enfrentar en algún momento. A continuación, se incluyen algunas ideas para mantener la correa bajo control.

- Controle la polea principal e inspeccione el aislamiento térmico, y limpie la suciedad que se haya acumulado en la polea.

- Controle la polea trasera e inspeccione para detectar daños, y limpie la suciedad que se haya acumulado en la polea.

- Mire los faldones y las rampas para detectar orificios y áreas desgastadas, y determinar si hay pérdidas de materiales y repararlas. Inspeccione además el caucho del faldón y ajuste o reemplace según sea necesario.

- Controle los rodillos laterales y de retorno. Limpie todos los rodillos que tengan suciedad acumulada. Reemplace los rodillos que no giren o estén desgastados. Reemplace las estructuras laterales y los soportes de retorno que estén doblados o desgastados.

Recuerde que esta solo es una lista de inspección general para una correa. En la mayoría de los casos, esto le ayudará a mantener la correa bajo control nuevamente. De lo contrario, es posible que encuentre más problemas subyacentes que deberá solucionar. Por ejemplo, puede haber daños en la estructura de la correa o el empalme de las correas puede no estar alineado.

Recuerde siempre pensar en la seguridad cuando realice reparaciones en sus equipos.